Instrumentos cientificos

Los rectores del Real Seminario recurrieron, fundamentalmente a lo largo del periodo que va desde 1776 a 1892, a los centros neurálgicos europeos de producción y comercialización de instrumental científico para equipar las instalaciones bergaresas. Fue en Londres, Berlín y sobre todo en París donde se adquirieron los amplios y completos grupos de piezas científicas de alta calidad y modernidad con los que conformar los laboratorios de química, física y ciencias naturales, la colección de modelos de anatomía humana oe el equipamiento del observatorio meteorológico. Todos aquellos materiales traídos a Bergara, al Real Seminario, eran valiosísimos instrumentos y especímenes con los que cultivar la ciencia, y también con los que enseñarla. La colección de instrumentos científicos antiguos que alberga el Real Seminario de Bergara está constituida por 232 ejemplares procedentes de los diversos gabinetes de física y de química con los que ha contado la institución. Se conservan valiosas piezas del siglo XVIII; un pequeño conjunto de instrumental de laboratorio de química y un buen número de instrumentos de física pertenecientes a los diferentes campos de la física del siglo XIX. La documentación constata la existencia de laboratorio de química y gabinetes de física en las dependencias del Real Seminario desde al menos 1778 hasta las primeras décadas del siglo XX.