Zoología

La adquisición, conservación y estudio de ejemplares zoológicos ha sido una constante en la historia del Real Seminario. Desde aquel primer Gabinete de Historia Natural de Vergara fundado en 1773, pasando por los Gabinetes de Historia Natural del Instituto Guipuzcoano (y su proyectado de Museo de las Cosas Naturales de la Provincia), hasta el último e importante Museo de Historia Natural creado a finales del XIX, todos los periodos clave en la historia de esta institución han presenciado esfuerzos por crear y mantener colecciones zoológicas, para mejor conocimiento de esta disciplina científica. La colección histórica de Zoología del Real Seminario que ha llegado hasta nosotros se compone de taxidermias antiguas, esqueletos animales, conchas de moluscos (especies indo-pacíficas fundamentalmente), modelos de anatomía animal, ejemplares de vertebrados conservados en líquido, una pequeña colección entomológica y otros invertebrados conservados tanto en seco (corales) como en alcohol (equinodermos). Se trata de una colección de estudio e investigación típica del s. XIX, compuesta por cerca de 1.000 ejemplares, entre los que hay que destacar, por su importancia numérica y científica, las taxidermias del que fue Museo de Historia Natural del Real Seminario, entre las que se han seleccionado las piezas que se expondrán en un futuro. Las piezas seleccionadas para formar parte de la futura exposición permanente destacan por su antigüedad (ejemplares del s. XIX, siendo 1867 la datación segura más antigua), por su origen cosmopolita (incluye una buena representación de animales originarios de Eurasia, America –de norte a sur-, África y Oceanía), por la importante historia científica de muchas de ellas (ejemplares pertenecientes a científicos relevantes del s. XIX, ejemplares adquiridos en los mejores comercios especializados de Paris –centro neurálgico del comercio científico del s. XIX-) así como por la rareza zoológica de algunos ejemplares (el esqueleto de Ballena franca y el Lémur de collar, por ejemplo). En resumen, se trata de una colección de Zoología típica de su época, muy valiosa tanto por las características de los ejemplares que la componen, como por la importante historia científica que reflejan y por su singularidad en el ámbito del País Vasco.