El Cristo de la Agonía: una obra maestra del Barroco en la iglesia de San Pedro

Sin lugar a dudas, nos encontramos ante una de las mejores obras escultóricas barrocas a nivel mundial. 
La imagen fue realizada por el maestro Juan de Mesa, natural de Córdoba pero establecido en Sevilla, por encargo del señor Juan de Irazabal.
Representa a Cristo en el momento de la agonía, a un tamaño mayor al natural, reflejando el dramatismo a través de la tensión de su cuerpo. Se trata de una impresionante pieza en madera, esculpida a bulto redondo, de una belleza extraordinaria, que muestra un exhaustivo estudio de la anatomía humana y lleva el realismo hasta su máxima expresión.
El Cristo de la Agonía se encuentra dentro de la iglesia de San Pedro de Ariznoa, en una capilla barroca situada bajo el coro, al pie de una de las naves del templo. 

 

Parroquia de San Pedro

Este magnífico edificio refleja el desarrollo urbano y la evolución social de la villa.
Su interior destaca no solo por su amplitud. El templo atesora joyas artísticas de primer orden: el mundialmente afamado y alabado Cristo de la Agonía de Juan de Mesa, una de las cumbres artísticas del Barroco universal; el políptico flamenco de San Miguel; la obra pictórica de “La Adoración de los Pastores”, excelente ejemplo del claroscuro napolitano del siglo XVII; Grandes obras de arte, en una gran iglesia.
No podemos olvidar el órgano romántico construido por la casa Stoltz-Frères, que fue donado a la parroquia en 1889, siendo el único ejemplar a nivel mundial que permanece fiel a su estado original.

 

 

 

   

 

 

Atala: 
Ezagutu beharrekoak (erdi aldean)